Los Andes no creen en Dios

by

Por Víctor Montoya

los_andes_no_creen_en_dios.jpgLa realidad minera llega una vez más al séptimo arte. Ya antes se habían rodado “Aiza”, basado en un cuento del mismo nombre de Oscar Soria Gamarra, y “Socavones de angustia”, inspirado en la novela de Fernando Ramírez Velarde; dos verdaderos impulsores de la literatura minera del siglo XX.

“Los Andes no creen en Dios”, cuyo guión fue el resultado de una interpretación libre de una novela y dos cuentos de Adolfo Costa du Rels, es una mega producción que cuenta en su reparto con actores de primera línea. Se trata de una película que, como pocas veces, intenta hacer justicia a la obra literaria. La novela “Los Andes no creen en Dios” y los cuentos “Plata del diablo” y “La Misk’i Simi” (la de la boca dulce, en quechua), ambientados en la población minera de Uyuni y otras regiones aledañas de Potosí, redescubren una Bolivia de los años 1920-40; época en que la explotación de los yacimientos minerales experimentaba un auge y un esplendor sin precedentes.

La producción de la película demuestra que la realidad minera es -y seguirá siendo- una de las vertientes más representativas de la literatura boliviana, no sólo porque la minería fue en el siglo pasado la columna vertebral de la economía nacional, sino también porque las minas fueron escenarios donde confluyeron tanto los consorcios imperialistas como las luchas sindicales. De ahí que la película, dirigida por el prestigioso cineasta Antonio Eguino, además de ser un aporte importante a la cinematografía nacional, es un sentido homenaje a quienes forjaron la historia de la minería en la cordillera de los Andes. No obstante, se debe aclarar que en la obra de Costa du Rels, como en la de sus colegas contemporáneos, la mina está contemplada desde fuera, desde la perspectiva del intelectual pequeño burgués, y no desde el interior de la mina, donde los trabajadores, en su mayoría de ascendencia indígena, dejan sus pulmones perforados por la silicosis, y donde el sincretismo religioso permite que, junto al Dios importado por los conquistadores, sobrevivan los dioses ancestrales de las culturas precolombinas como es el Tío, dios y diablo de la mitología andina, cuyas peculiaridades profanas lo convierten en el dueño de las riquezas minerales y en el amo de los mineros.

Todo el argumento comienza cuando el protagonista principal, Alfonso Claros, un joven ingeniero con estudios en Francia e inquietudes literarias, llega en el tren internacional a Uyuni, pueblo donde el embrujo del metal del diablo les sonríe tanto a los trabajadores como a los dueños de la empresa. Uyuni es, por entonces, el escenario donde convergen algunos personajes cuyas existencias, en afán de hacer fortuna y encontrar y un amor furtivo, entran en un juego de pasiones y frustraciones motivados por la sensualidad de una chola que los cautiva con su orgullo y su belleza.

Alfonso, como suele ocurrir en las novelas y los cuentos de ambiente minero, queda deslumbrado por Claudina, un nombre que nos recuerda también a la chichera retratada en la novela “La Chaskañawi”, de Carlos Medinaceli. El tema del “encholamiento” en ambas obras es concluyente: el intelectual de clase media que, tras mantener una relación apasionada con la mujer mestiza y sucumbir en dolor por el amor no correspondido, acaba frustrado por una realidad donde se imponen los prejuicios sociales y raciales.

Alfonso y Joaquín Ávila (el juerguista que busca fortuna para poder contraer matrimonio en Cochabamba y a quien Claudina se le une por despecho hacia Alfonso), son los típicos representantes de los jóvenes de clase media que se instalan en los centros mineros con la ilusión de ganar dinero a manos llenas, una ilusión y una trayectoria que, por el hilo argumental de la película, nos recuerda al estudiante de medicina que protagoniza la novela “En las tierras del Potosí”, de Jaime Mendoza.

¿Quién es Claudina Morales, apodada la “Misk’i Simi”? Es el arquetipo de la seductora de cuanto hombre se le cruza en el camino, la que los conquista con su chicha punateña, sus picantes y su hermosura; la que rompe con los códigos morales establecidos por la religión católica y, como es natural, la causante de la enemistad que surge entre Alfonso y Joaquín, a quienes los destruye emocionalmente con su soberbia y sus encantos. Ella, lejos de ser la “cazafortuna” capaz de aceptar un marido por pura conveniencia, es la hembra que hace prevalecer su dignidad y su condición de raza y de clase.

Por otro lado, cabe supone que un pueblo que goza de prosperidad económica no sólo se llena de chicherías, sino también de casas de citas, a pesar del fanatismo religioso y la intolerancia moralizadora de las “betas”, quienes acaban cruelmente con la vida de la chilena Clota, regenta de uno de los burdeles más mentados y visitados por los hombres más influyentes de la empresa minera de Uyuni, compuesta por técnicos bolivianos, ingleses, escoceses, americanos y franceses.

Si bien la película no recrea con acierto el habla popular, destaca por su precisión en el manejo de los usos y costumbres de la época, y en la caracterización de los protagonistas que, exentos de todo maniqueísmo, se muestran con sus luces y sus sombras. Asimismo, aparecen retratados los dirigentes locales, los comerciantes, el alcalde, el cura y sus feligresas de la legión de santa Catalina, que son las guardianas de la moral y las buenas costumbres conyugales. Y claro está, como no podía faltar, está presente Genaro Subicueta, cateador empírico de las rocas minerales, un ser obsesionado por encontrar los filones más ricos de plata y un personaje que representa de algún modo a los titanes de las montañas, debido a su labor relacionada con el interior de la mina.

Antonio Eguino, para lograr mayores efectos y al mejor estilo del género western, introduce el espectacular atraco por parte de una banda de delincuentes norteamericanos a un tren de pasajeros que transporta una importante remesa de dinero y la desaparición de dos cateadores bajo una tormenta de nieve en los Andes. Todo esto combinado con el ulular del viento en las quebradas, la belleza impresionante del salar de Uyuni y las excelentes fotografías de otros paisajes del altiplano boliviano.

“Los Andes no creen en Dios”, que comienza y termina con un viaje alegórico en tren, tiene la virtud de recrear, veinte años más tarde, los recuerdos que permanecen vivos en la mente de Alfonso Claros, quien se encuentra en la estación ferroviaria con su envejecido amigo Joaquín y se enfrenta a los tristes fantasmas de su pasado, como en toda buena narración donde la historia está contada de manera retrospectiva.

No es posible terminar esta nota sin referirnos brevemente a la vida y obra de Adolfo Costa du Rels (1891-1980), uno de los pocos escritores bolivianos que logró universalizar su nombre, tras haber sido galardonado con el Premio Gulbenkián por su drama “Los Estandartes del Rey” (1957). Hijo de padre francés y madre boliviana. Cursó estudios en Francia, ejerció la diplomacia, fue cateador de minas, empleado de banco, buscador de petróleo y distinguido con varias condecoraciones. Dejó una extensa obra escrita en francés y español, y casi todas basadas en sus experiencias personales y en temas bolivianos. Entre sus obras principales destacan: “Hacia el atardecer” (1919), “El traje del arlequín” (1921), “Tierras hechizadas” (1940), “Las fuerzas del mal” (1944), “El embrujo del oro” (1948), “Los cruzados de alta mar” (1954), “Laguna H-3” (1967), “Los Estandartes del Rey” (1974) y “Los Andes no creen en Dios” (1973). Los cuentos “Plata del diablo” y “La Miskki Simi”, que sirvieron para el guión de la película que nos ocupa, forman parte del libro “El embrujo del oro”.

About these ads

Etiquetas:

20 comentarios to “Los Andes no creen en Dios”

  1. Milciades Perez M. Says:

    Me sinto impulsado a elogiar la angelical belleza de ese rostro. Es, sin exageracion, uno de los rostros mas bellos que he visto en mi vida; destaca, por demas, la gracia de sus trenzas, comparadas tan sòlo con la descripcion que hace el gran Jorge Isaacs de Maria

  2. gg Says:

    como no va sa creer en Dios, el dia m de tu muerte lo vas a pagar caro

  3. gustavo vargas Says:

    La belleza de la mujeres cholitas bolivianas es unica, sabemos que nuestro pais esta lleno de gente desde los andes asta las amazonias con diferentes costumbres, vestuario, acento, cultura pero todos creen en dios sobre todo en los andes donde es ai que hay mayor festividades de santos de virgenes.

  4. cananguchal Says:

    La pelicila aun no la veo, los comentarios del contenido me gustan… pero me parece horrrible que a estas alturas del partido y con los graves problemas de racismo y discriminacion estemos llamando a las Bolivianas cholas, las Mujeres de alla son muy bellas y cada una tiene su encanto, asi que me parece injusto esta forma de llamarlas, las Bolivianas y Bolivianos lo son como tal sin importar su ascendencia o arbol genealogico una costumbre pasada de moda que aunque no la crean aun la usan.

  5. yanidca Says:

    hola mera de veras no se que le pasa a este mundo pero yo si creo en Dios y soy una Sierva y cuando no puedo con mi problemas se los dejo a Dios todo poderoso como dice en la blibia:

    Por que tantó amó Dios al mundo que a su hijo unico, para que todo el que crea en el no perezca si no que tenga vida eterna.

    osea Dios nos ama a todo pero dicen el dicho si te mueres y no as conosido a Dios tu castigo va hacer poco pero si lo conosiste y te burlastes tu castigo va a hacer fuerte.
    ok si que Dios te Bendiga mucho

    • Miguel Says:

      jajajaja … se vé que amas muy poco a Dios, y se vé que conoces muy poco del mundo … pobre ignorante, con ojos vendados, y pobre MEDIOCRE que todo se lo deja a Dios … aprende a valerte por ti misma, y aprende mas sobre la cosmovisión mundial desde todos los puntos de vista. DISCRIMINADORA

  6. YOYO Says:

    TA CHIDA

  7. jr. Says:

    me encanto esa pelicula, lo bueno es que tiene el argumento de pelicula extranjera… como la producción esta ree buena vale la pena verla… y la cholita esta muy linda sé que es cochabambina y bueno ya es hora que exporten talentos asi afuera de bolivia o por lo menos tienen la imagen de que bolivia tambien puede saludos desde cordaba ARGENTINA….

  8. Como no creer en Dios ?.. Says:

    Por Dios Estamos en este mundo y por Dios Somos lo q somos, como no creer en el, ahaunq no lo crean todos creemos en Dios hasta al mas hereje creo en cuando este mal o se sienta mal o le paso algo ahi ahique ver a los q dicen q no creen en Dios

    Dios te amo

  9. anonima Says:

    los andes es la ciudad mas poblada por gente cristiana y creyente de dios
    es la ciudad mas crellente de toda la region
    y a salido a delante gracias a dios , su justicia y su bondad

    perdoneme pero no comparto su idea
    el dia 31 se realizo una marcha cristiana a la que asistieron mas
    de 400 personas creyentes
    en la plaza de armas de los andes

    informese bien para poider hablar de este tema

    gracias…..dios le bendiga mucho

  10. lili Says:

    son tonto oque dios es la coasa ma importate sin el no podriamosvivir a gradescales que aprtegido su cuerpo garasias e el en tamos sanos lo vueno que dios no castiga agradesca que su familia estasana y les da un pan de cada dia y si no estasana rese por ella con eso no se juega cuando vallas al cielo si dios los acepta pero en chole si creemos y habla una niña10 año

  11. jacob Says:

    despues de leer todas la interpretaciones, pues estoy de acuerdo a cierto punto. Pero creo que el titulo de ese guión es pésimo, ya que el titulo es “Los Andes no creen en Dios”, pero deberia ser ” los Andes si saben muy bien quien es Dios.! paz

  12. jose Says:

    Yo creo en Carla Ortiz amigos… seguro que ustedes tambien!

  13. TATIANA Says:

    MMMM… EL TÍTULO ES EXCELENETE PERO NO SE VE REFLEJADO EN LA TRAMA DE LA PELÍCULA, YA LA CONSEGUIRÉ. SOY ECUATORIANA Y CONOZCO UN POCO DE LA TRADICIÓN INDÍGENA Y SOBRE TODO LOS ROSTROS, EN ECUADOR HAY CULTURAS DE DESCENDENCIA BOLIVIANA Y CRÉANME QUE ESE ROSTRO NO REFLEJA EL INDIGENISMO DE BOLIVIA Y DE LOS ANDES EN GENERAL.

    Y SOBRE LA CUESTIÓN DE LOS DIOSES, CLARO QUE TUVIERON Y TIENEN DIOSES: TAYTA INTI, MAMA KILLA, MAMA YAKU, ALLPA MAMA, <> Y NO FUE ESE DIOS QUE TRAJERON LOS INVASORES DE TIERRAS MAL LLAMADOS DESCUBRIDORES… AHORA CLARO QUE SE HA DADO UN SINCRETISMO CULTURAL PERO LOS INDÍGENAS SIGUEN REALIZANDO RITUALES DEDICADOS A LOS APU ANTES DE TRABAJAR EN LAS TIERRAS PORQUE CONOCEN LA ENERGÌA DE ESOS ELEMENTOS QUE DAN VIDA… MIENTRAS QUE EL DIOS CRISTIANO SOLO SIRVE PARA REPRIMIR EL CONTACTO CON LA NATURA PORQUE SE VA EN CONTRA DE ESA MORAL TAN CRISTIANA COMO REPRESORA…

    SI ALGUIEN NO ESTÁ DEACUERDO MI CORREO

    tatysbr_2006@yahoo.es Tatiana

  14. Imillita Says:

    QUE LASTIMA SABER QUE ESTE MUNDO SE VA DESTRUYENDO SOLO,LA GENTE O SUS HABITANTES ESTAN CIEGOS ESPIRITUALMENTE.
    SOLO DIRE, QUE DIOS TENGA MISERICORDIA DE LOS QUE NO QUIEREN CONOCER LA PALABRA DE DIOS.
    ES TAN GRANDE DIOS QUE SU MISERICORDIA LLEGA A TODA SU CREACION.
    EL QUE TIENE OIDOS OIGA, EN ESTE CASO QUIEN TENGA OJOS VEA.
    DIOS LOS BENDIGA

    • SARA CARDENAS Says:

      EL QUE NO CREAMOS EN EL DIOS CRISTIANO O JESUCRISTO, NO SIGNIFICA QUE NO TENGAMOS ESPIRITUALIDAD AL CONTRARIO NOSOTROS CREEMOS QUE TODO ES COSMOD TIENE ESPIRITU Y POR ESO PRACICAMOS LA ESPIRITUALIDAD EN NUESTRAS CEREMONIAS Y EL EL COMUN VIVIR DE NUESTROS ENCUENTROS… LA ESPIRITUALIDAD ANDINA CONSIDERA UN TODO A NUETROS APUS… QUE NUETRS TAYTA INTI Y NUESTRA MADRE TIERRA LOS PROTEJA HERMANOS

  15. Antonio Says:

    Por favor, para aquellos que no han entendido tomen nota de lo siguiente:

    1.- La alusion a “los Andes” no corresponde a ninguna ciudad, sino a la region andina. La historia discurre en Uyuni, ciduad minera del sudoeste de Bolivia.

    2.- No tiene el titulo que ver nada con ninguna forma de ateismo, sino se trata de una linea de la pelicula en la que el protagonista dice que todo alla es extranho y se pregunta por lo tanto: “sera que los Andes no creen en Dios?”. Esta es una metafora puesto que a traves de toda la pelicula se infiere que la vida transcurre como producto del embrujo de los Andes y del mineral que en el descansa.

    Gracias por su atencion.

    Atentamente,

    Antonio

  16. Criolla Says:

    La Cholita,[ que no es un insulto] esw la mestiza, que en Bolivia se ha caracterizado por su independencia ,por ser mestiza no tenia las responsabilidades de un apellido como criolla o pertenecer a una comunidad como indigena. Son y han sido mujeres de negocios, duenas de sus trabajos, cuantas de ellas han educado a sus hijos y los han hecho hombres de bien hijos como Lechin, Mario Torres, dirigentes mineros.
    Han tenido un atractivo especial para muchos hombres que han perido la cabeza.
    Yo soy descendiente de industriales mineros, naci en Pulacayo que era la Huanchaca, la mina de plata, la vida de ese tiempo como me contaban y yo la vivi ,era en las minas de lujo para los mineros con pulperias, canchas de tennis, golf, medicos. Se ganaba en Libras Esterlinas Tengo fotos de la epoca, los ferrocarriles, artistas de todo el mundo que llegaban a Potosi y Oruro. Cuando extranjeros y Bolivianos perdieron todo por el mineral del diablo.
    A proposito a una cholita no se va decir “Señorita”cholita es un titulo, y es mas caro vestirse de una que de vestido. Jamas me olvidare de mi segunda madre , una cholita que estuvo con la familia hasta sus ultimos dias, que me cuido y enseño el quechua dulce y conocio a mis hijos y nietos.
    Esta pelicula la vi con mi mami que se crio en Pulacayo , el primer equipo de Baloncesto en America de mujeres fue en Pulacayo en los años 29,En Los Andes por las minas muchos se olvidaron de su Fe, es un titulo alegorico.

  17. Alicia Says:

    Recientemente he visto la película y me gustó. No voy añadir ningún comentario excepto que la interpretación de Antonio (arriba) me parece la más acertada. Estoy completamente de acuerdo con él.

  18. jose Says:

    la mejor peli de la epoca de la explotacion de las minas, la via hace unos años, lo mejor. execelencia, actores que te sacas el sombrero, y ella, una hermosura, daría cualquier cosa por verla… si a vos. desde argentina. hijo de boliviano. cocha. cliza. chilischi.jose

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 166 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: