El premio de la paz, para los guerreros de Europa

by

BoliviaSol, 12 de octubre de 2012

El Comité Nobel de Noruega le otorgó el premio Nobel de la Paz a Europa, felicitándola por “el avance de la paz y la reconciliación” en ese continente, y el establecimiento de “la democracia y los derechos humanos”.

Se refería, claro, a los citados avances dentro de Europa, no en cuanto a las relaciones de Europa con el mundo. Las últimas guerras a escala mayor dentro de Europa tuvieron que ver con el desmembramiento de la antigua Yugoslavia para crear una serie de mini estados, ninguno de los cuales puede enfrentar el poder de las naciones líderes europeas, las antiguas potencias coloniales. Más recientemente, las guerras de Europa han tenido objetivos neocoloniales, apuntando a los países del Medio Oriente y del norte de África que 1) ofrezcan reservas de petróleo y gas; 2) ocupen territorios estratégicos; y 3) no hayan ya caído dentro de las zonas de influencia de Europa y EEUU.

La guerra contra Irak fue una guerra ilegal, nunca aprobada por el Concejo de Seguridad de la ONU –razón por la cual se inventó una Coalición de los Dispuestos–, que se dio a conocer por el uso regular de la tortura de los capturados, incluyendo mediante vuelos secretos a varios estados europeos. Después de la debacle en Irak, los estados europeos, siguiendo a EEUU, optaron por actuar bajo la égida de la OTAN. Con el pretexto de salvar vidas, iniciaron la guerra contra Libia sin declararla como tal. Mientras que los líderes de EEUU, Reino Unido, Francia, e Italia decretaban que “Gadafi tiene que salir”, el director de la OTAN, un político de derecha danés, reiteraba plácidamente que la OTAN no tenía ningún plan de cambio de régimen. Y así hacía mientras Hillary Clinton explicitaba en cuanto a Gadafi que “lo queremos muerto”.

El danés, Anders Fogh Rasmussen, felicitó a la OTAN por su triunfo contra Libia, y declaró que habían encontrado un buen modelo para implementar contra otros países. En poco tiempo, la OTAN comenzaba la guerra encubierta contra Siria, donde no ha podido lograr los mismos resultados que en Libia debido sólo a que Rusia y China, portadores del veto en el Concejo de Seguridad, han rehusado  caer en la misma trampa de pretensiones humanitarias que se empleó contra Libia.

La guerra contra Afganistán continúa, con el apoyo de varios de los países europeos que ahora comparten el premio de la paz. No hay que sorprenderse de ello: el mismo comité noruego le otorgó el mismo premio a Barack Obama, quien hoy lidera las guerras en Afganistán, con sus mortíferos ataques con drones, así como en otros países como Paquistán y Yemen. Una guerra contra Irán no se descarta.

Europa se debate ahora entre la sobrevivencia y el colapso económico. Si no lanza sus ejércitos tan alegremente como lo hizo contra Iraq y Libia, es, además de que se oponen Rusia y China, porque ya no tiene los fondos para hacerlo. Igual, toma parte en las contiendas neocoloniales del momento, que se perfilan como una redistribución del antiguo imperio otomano. El neocolonialismo europeo recibe el premio de la paz, con tal de que no se maten los europeos  entre sí mismos.

Merkel: Nobel de la Paz a UE es un impulso al euro (Fotos)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: