En el cementerio de Iroco perviven las tradiciones

by

Juan Mejía | La Razón (3 nov)
–  En el camposanto de Iroco, ubicado al sur de la ciudad de Oruro, la fiesta de Todos Santos se celebró según las costumbres de antaño. Lo que no sucedió en el Cementerio General, por las restricciones, pues sólo se permitió el ingreso con flores.

El panteón de Iroco se llenó ayer de dolientes, quienes portando masitas, t’antawawas, caña de azúcar, tostado de maíz, vino, cerveza, chicha guarapo, flores y otras golosinas, armaron los altares para que niños y personas mayores eleven oraciones.

“Cada año siempre es así, aquí  mantenemos las costumbres, hacemos rezar a nuestros muertos en la misma tumba, donde están enterrados. Ahí ponemos las ofrendas y las bebidas, sólo que ahora ha aumentado la venta de alcohol, pero nadie controla eso”, comentó Adán Quispe.

En todo el camposanto se unieron las voces para rezar el padre nuestro y las canciones como “campanitas de Belén tóquense con alegría, cuando pasa Jesucristo todos cantan alabado…”, y resonó el toque quejumbroso de un silencio ejecutado por un trompetista que se funde con el murmullo de los visitantes.

Fuera del cementerio se instalaron carpas para vender guarapo, chicha y cerveza en cajas.

En el Cementerio General de la ciudad, el ingreso al panteón fue controlado por la Policía y la Guardia Municipal para impedir la entrada con comida y alcohol…. Ver:

Familias despiden a las almas con manjares, música festiva y bailes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: